ARQUITECTOS
CONCRETOS
INFO@TRUARQUITECTOS.COM
BLOG Facebook Instagram< Linkedin You Tube
Por qué emprender
Categoría
Emprendimiento
Fecha
Agosto 19, 2020
regresar

Los motivos para convertirse en un emprendedor son muchos. Pueden ser tan altruistas como cambiar el mundo o tan pragmático como querer ganar más dinero. No importa mucho cuáles sean las razones que te motiven a emprender. Lo que importa es que superen tus miedos y tus razones para no dar el salto hacia cumplir tus sueños.

 



Para nosotros, el camino al emprendimiento empezó hace 6 años. José Luis Zimic y Mauricio Corzo se conocían desde la primaria y cuando decidieron unir fuerzas, jamás imaginaron que el éxito de Tru llegaría tan rápido a donde estamos ahora.

 

Estos son los motivos por los cuales decidimos emprender y hasta ahora nos motivan a seguir adelante:

 

1. No estamos hechos para un ambiente corporativo

 

A veces simplemente no encajas. Ser parte del mundo corporativo no debe ser una obligación o una presión. Si tu estilo no va con la estructura de una empresa grande, no tiene nada de malo. Para nosotros fue la libertad creativa que nos permitía ser emprendedores. Una libertad que no encontrábamos en los lugares donde habíamos trabajado antes. Esa necesidad fue un motivo para salir adelante con algo propio. 

 

2. Queríamos un estilo de vida que no esté sujeto a 8 horas al día

 

La libertad es más que un valor para nosotros. Es una necesidad. Es parte de nuestra esencia. Nuestro estilo. Nuestras reglas. Ser emprendedor te permite manejar tus tiempos. Esto no significa que trabajemos menos. Si tienes que amanecerte para lograr un resultado, lo vas a hacer con más ganas porque puedes medir el éxito con tu esfuerzo. Pero no estamos atados a un horario. 

 

3. Nos encanta crear y aprender

 

En Tru estamos constantemente creando, innovando y re pensando todo lo que hacemos. Destinamos un tiempo a este espacio porque valoramos todas las ideas frescas. Lo mejor de trabajar en un ambiente lleno de personas creativas es que te permite aprender de ellas. Todos tienen algo que enseñar y siempre tenemos ganas de aprender más. 

 

4. Tenemos ideas poco convencionales

 

En el pasado nos pasó mucho que encontrábamos muchas trabas para desarrollar nuevas ideas. Cuando trabajas con personas que tienen un chip muy a la antigua o poco disruptivo, llegas a ver como tu propia creatividad se ve frenada. Para creativos como nosotros, la creación es una necesidad. Muchas veces salimos de lo convencional para proponer nuevas ideas que nos ayuden a lograr nuestros objetivos. Tener una empresa propia te libera para imaginar todo lo que se te ocurra. 

 

5. Ser líderes para compartir y aprender 

Desde que fundamos Tru hace más de 6 años, hemos tenido un equipo que ha ido cambiando. La gente va y viene. Es parte del proceso y del desarrollo profesional. Pero sabemos que los que se van de Tru, se van con un aprendizaje y una vivencia profesional única. Y además lo que se van siempre mantienen un vínculo con nosotros. La familia 

 

6. Aportar a la comunidad

La fuerza de la economía depende de las mypes. Emprender no sólo es una apuesta por un logro personal sino que también estamos apostando por el país. Desde el comienzo tenemos como misión aportar a nuestra comunidad: con empleo a las personas que pasan por Tru y también como fuerza económica para todos nuestros stakeholders. Tenemos que enseñar a perder el miedo al emprendimiento 

 

7. Arrepentirse en el futuro

 

Es un hecho que nos arrepentimos más de lo que no hacemos que de lo que sí hacemos. Imagínate mirar al pasado en tu vida y arrepentirte de no haber hecho algo que otros sí hicieron y que funcionó. Creo que nadie quiere pasar por una experiencia de esa magnitud. Emprendemos no sólo porque pensamos en nuestros proyectos y nuestras ideas, sino que también para no arrepentirnos en el futuro. Cuando empezamos Tru ninguno de los dos estábamos casados. Iniciar un proyecto de joven es más fácil porque tienes menos responsabilidades y menos dependientes. 

 

8. Nunca es tarde

 

En contraposición con el punto anterior, nunca es tarde para emprender. No haberlo hecho de joven no te quita el derecho o las ganas de hacerlo con los años avanzados. Los emprendedores más exitosos tienen pasados los 40. Mantienen la picardía del emprendedor joven y tienen la experiencia de la mediana edad. 

 

Estas son algunas motivaciones que nos impulsaron a emprender Tru Arquitectos. Pero la motivación más real es siempre ser auténticos con nosotros mismos. Si te identificas con nuestras sugerencias, en buena hora. Si no es lo tuyo, no pasa nada. Cada quien tiene un rol en esta vida, lo ideal es que te sientas cómodo con lo que estás haciendo. 

 
OPCIÓN PARA COMPARTIR
Whatsapp